Juan Cruz García Castañon en Puerto Escondido 2017.

A DREAM COME TRUE · NATXO GONZALEZ
20 octubre, 2017
Rip Curl Pro Portugal 2017: Gabriel Medina campeón
28 octubre, 2017

Juan Cruz García Castañon en Puerto Escondido 2017.

El Rider argentino: Juan Cruz García Castañon nos cuenta en detalle su primera experiencia en Puerto Escondido, México.

-Este fué mi primer viaje a Puerto Escondido, México. Estuve del 18 de junio al 10 de agosto. También surfié en Perú, Brasil en dos ocaciones y en Ecuador.   21269625_10212512445818661_684844183_n

-Mi preparación previa a Puerto Escondido fue mucho más especial que a cualquier otro país al que fuí a surfear. La preparación mental ya la venía trabajando hace muchísimo tiempo ya que Puerto era un lugar al que había querido ir hace bastante y no había podido concretar. Tenía bien claro a lo que iba a Puerto: bajarme la bomba y si era posible pegarme el tubo de mi vida, lo conseguí y me superé a mi mismo en cada swell. Sabía que tenia que estar entrenado y preparado porque los riesgos son muchos cuando surfeas olas grandes, entrené muchísimo en pileta haciendo trabajos de subacuático, afuera en el gimnasio lo normal que entreno siempre y muchísima remada a mar abierto con los guns para ir acostumbrandome. Cuando llegué y vi el mar practicamente era como que ya conocía la playa (Zicatela), las olas, los canales, de ver tantos videos, mirar revistas y seguir a mis surfers preferidos que siempre hacen una pasada por el Mexpipe.

 21291594_10212506643913617_1772024654_n

-Cuando llegue ya habia pasado el mediodia por lo que el mar estaba movido ya, hubo que esperar a la tardecita a que entre el offshore, de hecho no entro pero bajo el viento y daba para meterse. Pregunte a unos amigos que ya estaban allí con que tabla me recomendaban que me metiera y todos me dijeron «anda con la más grande que tengas», me sentí presionado porque desde el hospedaje se veía chiquito y mi primer metida pensé que iba a ser con el mar mediano por lo menos, pero no fue así, el swell ya había entrado y las olas estaban de 13 pies aprox. Faltaba que se acomode el mar pero no la dude un segundo, le puse las cuatrifins al 8 pies sin leashe, agarre el chaleco y me fui para la playa. Ahí me crucé con unos amigos que me dijeron que me meta por un canal el cual rebote entonces me fui al lado de las piedras antes de llegar a Marineros y pude entrar, cuando llegue al pico del Mexpipe solo había 4 o 5 surfeando. Para mi era todo nuevo y no me extrañaba eso, al pasar 15 min entro un set grande y para lo que venía acostumbrado a surfear era gigante!! En la primera fue un peruano y en la otra la remé, miré el precipicio y me tiré a huevos. Sentí una sensación increíble, todo lo que me había costado llegar hasta ahí se pagó con esa primera ola, luego salí nadando hasta la orilla, busqué mi tabla y fuí corriendo para volver a entrar antes que oscurezca, pude volver a tomar otro olón y luego salí super feliz. Sentía que estaba viviendo mi sueño. 

 21360827_10212512444818636_1828787181_n

 -De Argentina me llevé dos cofres con 6 tablas y las compartí con Tomás, mi hermano menor, que después llegaría. Mi amigo y shaper: Pablo Raggio de Kahuma Surfboards, le había echo a mi hermano Joaquín dos gun «katana» 8’0 con una excelente remada, buen lomo y tanto la punta como la cola bien finitas con un trabajo de concavos perfectos y bordes super filosos y multisystem de futures, esa era la tabla para los días mas grandes entre 12 y 18 pies, y la 7’2 que lleve junto a un 7’6 DHD, para cuando el mar no superaba los 10,11 pies.,un 6’4 ox, un 5’8 kahuma y un 5’9 AlMerrik para los días chicos o las puntas. Allá primero me compre un 8’4 finito con quillas fijas una tabla vieja pero con un buen shape, después me compre un 8’6 una Tokoro mucho más sofisticada con mas lomo, mejor shape aún y Future multisystem para usar con 4 quillas, después llegando al último mes de viaje me compre otra 8’4, una Rusty increíble de Jojo Ropper también con 4 cajones Future, Roundpin buen lomo pero angosta, ideal para tubos.

-Cuando llegué había entrado un swell que se extendió una semana más y el mar fue creciendo y yo tomando más experiencia. En lo que fué del viaje agarre 3 swells grandes y otro no tanto. 

21291781_10212512444498628_533290299_n

-El día que baje la bigbomb como me dijeron los mexican, jaja; fue el primer swell a los 5 días de haber llegado. Ese día sí que habia muchísima gente en el agua, la mayoría profesionales, todos con guns de hasta 10 pies y chalecos de protección. Muchos surfers profesionales muy conocidos en todo el mundo estaban ahí y a mí se me ponía la piel de gallina por el simple echo de compartir el pico con ellos. Luego de una hora aprox. de esperar la ola, entró un gran set, el más grande que había visto en mi vida, ese día el mar estaba entre 15 y 20 pies, todos comenzaron a remar en diagonal hacia adentro, yo me ubique al lado de Greg Long, Nahuel Amalfitano, Coco Nogales entre otros, para tener una buena referencia. Y recuerdo que el Negro Amalfitano tomó la primer ola, luego fué un ecuatoriano y en tercera el Coco se pone a remarla y parece que no llegaba, entonces la remé con toda mi fuerza y cuando la tabla tomo velocidad saque los huevos y baje una ola que había soñado durante mucho tiempo. Super feliz me, habÍan dejado una ola de la serie, que hasta ese momento habÍa superado todas mis espectativas. Luego de esa mañana de surf muchos me felicitaron por esa ola, locales, argentinos, entre otros. Pasaban los días y me seguían felicitando, me motivó mucho todo el resto del viaje y me dió muchísima más confianza.

 -A partir de ese swell empezé a superarme todos los días, siempre aprendía algo nuevo y conocía más surfistas, me llevaba bien con los locales, los mexicanos son muy buena onda pero siempre y cuando los respetes a ellos y su lugar. Los días más grandes eran los que más me gustaban, más allá de que yo sólo quería surfear olas grandes, era porque mientras mas crecía el mar, menos gente había dentro y más concentrado estaba. La adrenalina la tenía por las nubes, una sensación inexplicable. 21269627_10212512444218621_2082368076_n

 – Me acostumbré rápido a las tablas largas, yo creo que por el entrenamiento previo que hice en Mar del Plata con las remadas con diferentes guns, de todos modos cuando bajas una ola grande por primera vez con una tabla de más de 3 metros todo parece muy diferente pero si estas decidido y motivado lo lográs.

 -El swell más grande que agarré fue el último, el swell elegido para desarrollarse el Puerto Challenge del Big Wave Tour, para el día del torneo las olas estaban gigantes, marcaba entre 25 y 30 pies aprox y estuvo increíble ver a muchos de mis ídolos surfeando esas olas mutantes, un gran evento. Al otro dia el swell se acomodó más aún, bajó unos 5 pies, pero de todos modos estaba gigante, medio tenebroso, ese día hice doble metida y me corrí las mejores bombas de mi vida pegándome tubazos, bajando olones, pegándome grandes revolcones y golpes, pero siempre tranquilo sabiendo que estaba entrenado y preparado. En esa mañana de ese swell, fue que subieron una foto mía a la Surfline y por la tarde en la otra metida pude agarrar el drop, «bajadón del dia». Apenas entraba me cayó un set y recuerdo a Jojo Ropper diciéndome: Go Go y me tiré. 21269934_10212512446578680_1761197808_n

 -Creo que el surf argentino esta creciendo muchisimo en todos sus aspectos y hay que valorar eso. Estaría bueno también llegar a tener representantes argentinos en las fechas del Big Wave Tour de la WSL y creo que estamos muy cerca de conseguirlo, hay grandes promesas, Big Riders preparándose día a día.

Muchas gracias por la nota y quiero agradecer a los Cach Boys por todo el apoyo de siempre, a mi familia y novia, a Kahuma surfboards y Recife Company por el apoyo.

Fotos: West Side y Wallace

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *